306 Beekman Road
P.O. Box 98

Hopewell Junction NY 12533

Phone: 845-226-5671
Fax:
845-226-5671

jstab35097@aol.com

   


(Dirección)

 
 
   

Vocación

Dios, en su amor, llama a todos los fieles a la perfección de la caridad, a través de los diferentes estados de vida, para llevar a cabo la salvación del mundo. Toda persona debe dar una respuesta libre y amorosa a esta llamada, para que la dignidad de la humanidad y la Voluntad de Dios se unan armoniosamente.     

La vocación religiosa es un don gratuito de Dios, una llamada que es aceptada y vivida con generosidad y amor por hombres y mujeres que escogen una congregación religiosa como su “herencia en la tierra de los vivientes.” Ps. 142:6

Admisión
La Congregación de las Oblatas a la Santísima Trinidad acepta mujeres católicas entre las edades de 18-40 (se pueden hacer excepciones con mujeres mayores de 40) que manifiesten el deseo de consagrarse a Dios y que posean la necesaria aptitud para vivir el espíritu de la Congregación y para dedicarse a su apostolado.  

Formación
La formación consiste en guiar y asistir a las candidatas en el crecimiento de los valores humanos, espirituales y religiosos que contribuyen al desarrollo de la vocación religiosa

La meta principal de la formación religiosa es formar a las candidatas en la vida de Cristo a través de una íntima unión con Él, y a través de la práctica de la perfecta caridad evangélica.

La formación consta de diferentes etapas que se agrupan en dos períodos: formación inicial, la cual termina con la profesión de votos perpetuos y la formación permanente, la cual abraza toda la vida de la religiosa.

Postulantado
El Postulantado es una escuela de vida en la cual las candidatas viven entre las religiosas como en su propia familia, en una atmosfera de espiritualidad, sencillez, mutuo respeto y libertad.

El Postulantado es un período de preparación al Noviciado. Su duración es de seis meses a un año.

Noviciado   
El Noviciado tiene un lugar indispensable en la formación y en toda la vida religiosa. En nuestra Congregación el Noviciado dura dos años. El primer año se le conoce como el año canónico. Después de una simple ceremonia de vestición, en la presencia de la comunidad, las postulantes pasan a ser novicias y empiezan el año canónico el cual esta designado como un período de intensa formación espiritual y de estudio. Durante el segundo año de Noviciado, las novicias, como parte de su formación, comienzan a experimentar la vida apostólica de las Oblatas junto a religiosas profesas.

Juniorado
El Juniorado es el período de votos temporales durante el cual las religiosas neo-profesas se integran más de lleno en la comunidad de las Oblatas a la Santísima Trinidad. La meta del Juniorado es continuar perfeccionando las instrucciones recibidas durante el Noviciado. Es un tiempo de preparación para la donación total de las religiosas a Dios a través de la profesión de votos perpetuos.

El período de votos temporales dura de cinco a nueve años. En esta etapa de formación, las religiosas se esfuerzan por profundizar y vivir su consagración a Dios mientras continúan su preparación doctrinal, profesional y apostólica.

Formación Permanente
La Congregación ofrece a sus miembros una constante oportunidad de crecer y de continuar formándose a sí mismos en la diaria oblación al Amor Trinitario. Las Oblatas, con nuestras vidas, fortalecemos y vivificamos la Congregación y su apostolado a través de nuestro crecimiento personal en nuestra consagración a Dios.

Las Oblatas hacemos todo lo posible por perfeccionar nuestra vida espiritual. Tomamos ventaja de todos los medios y recursos que la Iglesia y la Congregación nos ofrecen para nuestra continua formación. Consideramos de suma importancia para el desarrollo de nuestra vida religiosa aquellas iniciativas que engendran un profundizar del espíritu y carisma de la Congregación, de los valores del apostolado y de la vida consagrada.